Mantenimiento de las pistas de pádel

Es importante explicar a los clientes que las pistas de pádel necesitan de un mantenimiento para que esté en perfecto estado de uso, tanto a nivel de jugabilidad como de seguridad para los usuarios de las mismas.

Las pistas están integradas por varios componentes, los cuales precisan de distinto mantenimiento. A continuación explicamos el mantenimiento de las pistas de pádel atendiendo a sus componentes:

 

Estructura metálica

La estructura de cerramiento perimetral de las pistas de pádel es normalmente de acero galvanizado (hay algunas donde el acero no es galvanizado) y van pintadas al horno. Estos tratamientos antioxidantes suelen ser bastante efectivos pero, con el paso del tiempo y en zonas de mucha humedad, puede que vayan apareciendo pequeños brotes de oxidación.

Por ello, con carácter anual, hay que hacer una inspección visual de toda la estructura metálica. Si se aprecia algún punto o zona de óxido hay que proceder lijando dicha zona, aplicar un spray de galvanizado en frío (se vende en ferreterías industriales) y una vez aplicado dejar secar para posteriormente aplicar un spray de pintura en el mismo color RAL de la existente.

De esta manera se conseguirá que la estructura esté en perfecto estado durante muchos años

 

Césped artificial

El césped precisa de una mantenimiento anual consistente en pasar una máquina (parecida en tamaño a un cortacésped) que limpia de impurezas (suciedad acumulada que se queda entre las fibras del césped) succionando la arena superficial y pasándola por un filtro. A su vez, permite abrir las fibras evitando la compactación de la arena con el césped (que deriva en problemas de filtración de agua y finalmente en que los usuarios resbalen en dichas zonas).

Si se hacen dichos mantenimientos se consigue una perfecta jugabilidad en la pista y que el césped dure más años. 

Para clubes con pocas pistas y particulares se suele subcontratar este servicio. En clubes o instalaciones con más de 6 pistas se suele tener una máquina y personal de mantenimiento.

 

Cristales

Hay que revisar semestralmente el estado de los cristales. Este mantenimiento consiste en inspeccionar visualmente la posición de los cristales (que estén perfectamente aplomados y rectos) así como las fijaciones de los mismos a la estructura metálica. La inspección la puede realizar el propietario o gerente de la instalación pero si se precisa de hacer una actuación porque esté en mal estado se contrata el servicio de mantenimiento (se precisa de al menos 2 operarios, ventosas, neopreno de reemplazo y herramientas para la manipulación de los herrajes).

 

Luminarias

Normalmente no hay que hacer mantenimiento. Es solo cuando aparece un problema (no funciona un LED o bien parpadeo del mismo).

En cualquier caso, se procede a llamar a una empresa especializada tanto a nivel técnico (como pueda ser una empresa de electricidad o un especialista en pistas de pádel) que tiene que llevar los medios auxiliares de elevación para arreglar el LED o bien proceder a su cambio.

 

Postes y red de juego

Es importante inspeccionar el estado de los postes metálicos a nivel de óxido así como que estén perfectamente fijados al suelo. La tensión de la red ofrece mucha fuerza y, con el paso del tiempo, podría hacer levantar la placa de fijación o bien incluso la solera sobre la que está fijada.

También hay que comprobar que el sistema tensor esté en buen estado. Si se viera en mal estado habría que ir comprando uno para que, en el momento que pudiera romperse o fallar, se cambiar sin tener que dejar la pista inoperativa.

Por último, de manera semanal, hay que comprobar que las redes están bien tensadas atendiendo a las medidas reglamentarias (0,92 mt en los extremos y 0,88 mt en el centro)

CUMPLIMIENTO NORMATIVA EUROPEA EN PISTAS DE PÁDEL